Recientemente leí un artículo sobre feminismo y me hizo pensar en lo importante que es recordar el significado real detrás de esta palabra. Lo importante que es quitarle todo sesgo y prejuicio que le hemos asignado, haciendo pensar que se trata sólo de aquéllas mujeres que están “en contra” de los hombres o que buscan parecerse a ellos, o que reniegan de su feminidad. Nada más alejado de la realidad.

Recordemos por favor lo que nos hace ser feministas. Es una realidad que nuestro derecho a la educación llegó después de muchos años y que aún hoy es un derecho no conquistado en algunos lugares; también es cierto que el derecho al voto no llegó al mismo tiempo que el de los hombres, o la oportunidad de participar en contiendas políticas; y es cierto que no hay equidad tampoco en el ámbito laboral…. aunque estamos en camino. Todo esto es real, y por estos derechos han luchado y levantado la voz miles de mujeres alrededor del mundo… y lo seguiremos haciendo.

Si tú defiendes y crees en la equidad de género, eres feminista. No importa si eres hombre y mujer. Si tú crees en la igualdad de oportunidades, eres feminista. Si valoras lo enriquecedor que es el pensamiento diverso, tienes ese enfoque.

Y si les gustan estos temas, les recomiendo leer a Soraya Chemaly en el Huffington Post. Seguramente habrá por ahí muchísimas referencias más… así que a compartir, que estos temas son para reflexionar, para debatir y para difundir.

Aquí un video que compartió Chemaly en su cuenta de Twitter, que me hizo reír mucho, pero por supuesto también te deja con muchos pensamientos adicionales: