El abuelo sapo, mientras caminaba por el bosque con su nieto, le recordaba la importancia de cuidarse de los peligros del bosque, y para ello, le dio tres secretos infalibles: ser valiente, ser astuto y tener siempre un amigo con quien contar. Muy útiles consejos, no sólo para el sapito, sino para que los adultos también los recordemos todos los días. Es un libro increíble que seguro van a disfrutar con sus pequeños seres.

Todas las noches le leo un cuento a mi hija, y este es uno de los que más hemos disfrutado juntas pues justamente ese día, había sucedido algo que le provocó miedo y, aunque es normal sentirse asustada, también es importante ayudarles a sentirse seguros y en control de ese sentimiento.