¿Cuántas películas de producción estadounidense existen sobre la guerra Vietnam y Estados Unidos? ¡Docenas!, y estoy segura de que muchos de nosotros hemos visto al menos un par. 23 años de guerra estereotipados, narrados desde un sólo punto de vista… una realidad construida a modo.

Todas las guerras son atroces, y en general contadas por los vencedores, pero este caso es atípico. Por eso, hoy quiero recomendarles este libro que compré cuando estuve en Vietnam y que nos permite conocer esta guerra desde otro punto de vista, uno muy personal, inocente y lleno de emociones: “Last night I dreamed of Peace”, de Dang Thuy Tram. Yo compré el libro en inglés, pero también hay edición en español ,

El libro es la transcripción del diario de una joven doctora vietnamí que vive en el campo de batalla, atendiendo a cientos de soldados heridos. Ella, aún en esas circunstancias, está enamorada, llena de ideales, absoltuamente comprometida con su país. Thuy murió a los 27 años en la guerra, nunca tuvo oportunidad de vivir el amor que tanto anhelo, ni de ver a su patria libre y en paz, pero su legado pudo ser rescatado, y es gracias a este libro que los jóvenes en Vietnam también pudieron conocer un rostro más real y humano de la guerra, más allá del triunfalismo institucional que compartía con ellos el gobierno después de la guerra.

Para mí, este libro permite reflexionar en dos sentidos: la participación fundamental y poco valorada de las mujeres en la guerra (como también narra Svetlana Alexiévich en “La guerra no tiene rostro de mujer”); y también nos recuerda lo valiosa que es la paz y lo mucho que debemos cuidarla, fomentarla y defenderla.

“The more I face reality, the more complexity I discover. Why do humans have so many demands? Never satisfied.” Dang Thuy Tram.

Fotografía: http://sm.stanford.edu/archive/stanmed/2007summer/diaries.html