Hablar de integrar el cerebro podría parecer complejo, pero como en la mayoría de los casos, muy en el estilo periodístico, es cuestión de interesarse en el tema, investigar y encontrar las fuentes correctas.

En mi búsqueda, recién terminé de leer un libro que les recomiendo mucho a papás y mamás, y que se llama “El cerebro del niño”, de Daniel Siegel. Al menos para mí, y sé que para muchas de mis amigas y amigos también, el tratar de entender mejor a nuestros hijos y ayudarles a tener una vida feliz y a desarrollarse lo más integralmente posible, es un tema que ocupa mucho tiempo de nuestras reflexiones. Y justamente por eso me gustó este libro.

El cerebro funciona forma extraordinaria, y cuando conocemos la lógica básica de este funcionamiento, se vuelve una gran herramienta para la vida cotidiana: el hemisferio derecho con los sentimientos y las imágenes; el izquierdo con la racionalidad y los números; el cerebro superior con la lógica y el inferior con la impulsividad. Si aprendemos algunas técnicas para que todas estas partes actúen armónicamente, tendremos una pista más para nuestro propósito de desarrollar niñ@s felices y conscientes de todo su potencial.

Cuando lo busqué en librerías estaba agotado, pero pueden encontrarlo también en Amazon o en la tienda de Kindle.