Tailandia es uno de los países que más enamoran a los viajeros… al menos así me pasó a mí. Es un viaje largo desde México, y no teníamos tantos días, así que buscamos aprovecharlos al máximo. Y a partir de esa experiencia es que quiero compartirles, en este post en particular, algunos tips si sólo tienes un par de días en Bangkok, la dinámica capital del país.

Bangkok es una ciudad con una gran energía espiritual. Nosotros viajamos en noviembre de 2016, tan sólo un mes después de que falleció su rey Bhumibol Adulyadej, quien fue monarca durante 77 años y que era muy querido por su gente, así que la ciudad estaba de luto. Cientos de personas vestidas de negro todos los días, o al menos portando un listón negro que mostrara su respeto. Espectaculares dedicados a él, tributos florales, anuncios en revistas, vitrinas de tiendas mostrando al frente sólo ropa negra… y ese luto permanecerá por todo un año. Así que si viajas en esta época, será una experiencia única.

Los tailandeses son gente amable, respetuosa y siempre dispuesta a ayudar. Muchos no hablan inglés, pero siempre buscarán tratar de entender para ayudar. A nosotros no nos gusta viajar en tour, así que en las ocasiones que encontramos barreras de idioma… como siempre… ¡el celular te salva! Usa el traductor de Google, o cualquier otro que prefieras, y voilá! Además, es útil aprenderte algunas frases básicas para comunicarte.

Nuestras recomendaciones para Bangkok, que puedes hacer en dos días y medio son:

LOS BÁSICOS

  • Tan pronto llegues al país, compra una tarjeta SIM para mantenerte comunicado y tener internet. No es nada caro y es muy rápido de instalar. Poder tener conexión en todos lados, te hará una gran diferencia durante el viaje.
  • Transporte. Los taxis son baratos, y es importante que siempre cuenten con taxímetro (y que lo activen en cuanto inicie el viaje), sin embargo, lo que para nosotros fue más eficiente, seguro y barato, fue Uber. No tuvimos ningún problema con ellos y generalmente llegan rápido. Aunque existe la opción de los “tuk-tuk” (motonetas locales que se usan como transporte público), suelen aprovecharse de los turistas. Así que si quieres vivir la experiencia o no hay otra opción cercana a donde estás, recuerda negociar primero el precio… siempre negocia.¡Ah!, y usar el sky train también te será muy útil y rápido cuando haya uno cerca, además de permitirte vivir una experiencia más local. El tráfico es terrible, así que ármate de paciencia y considera los tiempos de traslado.
  • La comida es deliciosa, y siempre habrá opciones en donde estés, así que lo más eficiente es usar Trip Advisor para buscar opciones de restaurantes cercanos y revisar los comentarios y evaluaciones de la gente para hacer una elección informada. No dejen de probar el Mango Sticky Rice, pato con curry y el Pad Thai. El café frío es delicioso.

¿QUÉ VISITAR?

  • Visitar los templos es un “must”, son absolutamente hermosos y aprendes mucho, sólo recuerda: 1. llevar bloqueador, lentes para sol y una gorra; 2. si vas con sandalias, lleva también unas calcetas en la bolsa para que puedas entrar a los templos porque no se permite ingresar con zapatos; 3. llevar falda larga o pantalón porque no se puede entrar con shorts -ni hombres ni mujeres; tampoco puedes entrar con camisetas, debes llevar los hombros cubiertos. En algunos lugares rentan ropa para que puedas entrar, pero las filas son largas y no vale la pena si puedes ir preparado. Wat Pho y Wat Arun son lugares imperdibles. De hecho, si eres bueno para las caminatas, en un mismo día puedes visitar el Gran Palacio y estos dos templos, además de ir a comer a algún lugar cercano y concluir con un masaje de pies.

  • China Town. En muchas ciudades del mundo se recomienda visitar los barrios chinos porque son coloridos, tienen muchas tiendas interesantes y un ambiente muy dinámico, y es cierto…sin embargo… todos son muy similares.
  • Masaje tailandés. ¡Son extraordinarios y muy baratos! Al final del día, después de caminar kilómetros recorriendo las ciudad, vas a agradecer un masaje de pies que por sólo 5 dólares te ayudará a continuar explorando los siguientes días, como si nada. Es imperdible y hay muchísimas opciones.
  • Si tienes curiosidad por conocer el famoso Soi Cowboy porque es uno de los lugares más frecuentados por turistas, adelante, pero realmente no tiene tanto que ofrecer, más allá de bares baratos y espectáculos un tanto tristes con mucha prostitución alrededor. Puedes ir a curiosear, tomar una cerveza, y no mucho más. Literalmente, es una calle.
  • Bangkok es famoso por tener algunos de los hoteles más altos del mundo, de ahí que destaquen sus “Sky bars“, y definitivamente tienen que ser parte de tu itinerario para una noche. Nosotros fuimos al bar Sirocco. Pros: tiene una vista absolutamente espectacular, hay música en vivo, la cena está rica. Contras: es excesivamente caro; en tanto prácticamente todo lo encontrarás con precios muy bajos, aquí no es opción si vas con presupuesto limitado. Aunqueeee, puedes subir y pedir un trago para que te dejen disfrutar la vista… será uno de los drinks más caros de tu vida, pero el lugar lo vale.
  • Mercados flotantes. Sólo abren los fines de semana, así que cuando estés planeando tu itinerario, no olvides considerarlo. Hay varias opciones de mercados y a veces es difícil decidir, pero a nosotros nos ayudó este link
  • Casa de Jim Thompson. Es una casa-museo muy recomendable. Este hombre formó parte importante de la historia de Bangkok porque los llevó a descubrir un recurso mundialmentemente famoso en su país: la seda. La historia de vida de este personaje, la decoración, la explicación sobre el proceso de elaboración de la seda, y las exposiciones temporales, realmente hacen una gran experiencia.
  • Un poco de vida local y tranquila, además de un muy buen espacio si te gusta el running, es el Lumpini Park. A veces tienen eventos al aire libre y es un espacio de tranquilidad que se agredece después del caos del tráfico y la locura citadina.
  • Asiatique. Es un Centro Comercial muy lindo, con muchas tiendas padres y baratas (busca y compara), además de restaurantes deliciosos, una linda vista y juegos para los niños.

Espero que, si están planeando hacer este viaje, les sirvan estas recomendaciones. ¡Disfrútenlo mucho!